Como mamá, por mucho tiempo McDonald’s figuró en mi lista de restaurantes favoritos y de visita obligada. Ya sabemos que las frituras no son muy beneficiosas para la salud, pero confieso que McDonald’s me resolvió muchas tardes de lluvia y de llantos, incluso (en una época lejana en Venezuela) de bajo presupuesto.

child-933267_640

Lo que siempre me gustó de este clásico de la comida rápida (aparte de las papas fritas y el Sundae de arequipe) era el parque al lado del restaurante. Generalmente, luego de pedir y cancelar en pocos minutos (algo muy bien valorado cuando vas con niños que están a la expectativa y la paciencia, simplemente, es algo desconocido para ellos); solíamos sentarnos (cuando iba con alguna otra mamá a punto de ataque de nervios o con mi hermano y su esposa) y hablar mientras los niños después de comer se iban al parque a jugar.

Nos quedábamos sentados plácidamente con nuestros helados (que no teníamos que compartir con ellos) mientras los veíamos (y vigilábamos) cómo jugaban. Es esta clase de libertad a la que aspiras cuando pasas la semana entre teteros, loncheras, lavadoras, guardería y trabajo. Y era esa tranquilidad monótona con la que sueñas: qué bien se sentía solo mirar y no tener que correr detrás de ellos. Hoy añoro todo eso (menos los pañales y los teteros). Más allá de que McDonald’s para los venezolanos sea hoy impagable, mi hijo con 10 años ya no quiere seguir yendo al parquesito: le quedó pequeño porque él ya se hizo “grande”. Ahora prefiere estar al aire libre o con las narices sobre alguna pantalla de un videojuego.

burger-827308_640

Para mí este siempre ha sido el gran éxito de McDonald’s: resolver la diversión de muchos niños en pocos metros cuadrados y con cierta seguridad, mientras los padres simplemente descansan y hablan, además, en un ambiente agradable, ya que cada vez más los restaurantes se han sofisticado con decoraciones estilo lounge y música electrónica. Algunos tienen una barra que se conoce como McCafé, donde puedes probar helados, cafés fríos, tortas o batidos.

Cierto que el público de este restaurante de comida rápida no solo está compuesto por padres estresados y niños inquietos, pero conforma un segmento importante.  Así creo que los negocios dedicados a la gastronomía, la restauración y, en general, el llamado buen vivir tienen ante sí muchísimos retos, ya que no se trata de vender sino de crear experiencias para el usuario. En este sentido, el marketing digital y el marketing de contenidos tienen mucho que aportar.

Por una parte este tipo de negocios apunta a un cliente exigente, más allá de que pertenezca o no a una generación específica. Incluso lo que se conoce como comida rápida cada vez más ha dejado de ser aquella bala fría o tentempié servida a pie de calle.

Hoy cuando podemos comer fuera de casa buscamos una experiencia, no solo se trata de la degustación de algún ingrediente en particular, de alguna receta o combinación, sino también de sentir que a ello se suma el disfrute de la música, del ambiente, de la atención. Se trata del tiempo libre, y en ese tiempo el cliente no piensa en términos de compra sino de disfrute, aunque obviamente ello implique una erogación.

Por lo tanto, es fundamental que para aumentar las ventas en tu negocio de comida rápida aprendas a conocer a tus clientes: quiénes son y qué buscan. Tu papel en este aspecto no solo está detrás de los fogones, así lo afirma Rafael Muñiz González, consultor español de marketing, autor de diversos libros en la materia, entre ellos Marketing del siglo XXI.

Mientras puedas complacer a tus clientes y con ello conocer sus patrones de consumo gastronómico, la caja registradora siempre va a sonar. Es por ello que trazamos algunas claves de marketing gastronómico para que, con perseverancia y empeño, puedas hacer más productivo tu negocio dedicado a uno de los grandes placeres de la vida.

restaurant-1308007_640

#1. La carta es la principal herramienta de marketing en tu negocio.

Dicen los expertos en marketing gastronómico que la carta debe ser presentada con criterios de anuncio publicitario. A través de ella debes seducir paladares, borra de tu mente el concepto de que estás informando cuánto vale lo que vendes. De manera que esta debe ser preparada desde el punto de vista semántico y también desde el punto de vista del diseño. Debe ser sugerente, atractiva, estar bien diseñada. Para ello recurre al neuromarketing.

Es importante que incluyas estas denominaciones en tu carta. Es decir vas a describir en ella, qué tienen tus platos de cada uno de estos componentes:

-Fresco: la gente quiere saber que está ingiriendo algo fresco, ya sea el tomate de su hamburguesa o la fruta de estación. Déjaselo saber.

-Local: cuando consumimos algo producido en el lugar enseguida sentimos satisfacción. Cada vez que los venezolanos escuchamos decir “chocolate de la Península de Paria” ese bocado sabe mejor. O cuando se prueba un cóctel con ron El Abuelo, a los panameños  se les hincha el corazón.

-Texturas: sentir en el paladar la textura de los diferentes ingredientes es inspirador. Por ello debes tentar al cliente subrayando este aspecto en el menú. Ya sea el ajonjolí en el pan o la suavidad de la yuca.

-Horas: saber cuánto tiempo ha pasado desde su cocción es garantía de que nos llevamos a la boca algo suculento.

-Técnicas de cocción: infórmale a tu cliente de qué manera se ha hecho ese plato que tiene ante sí, por supuesto de forma resumida, quizás una técnica al vapor o al horno le quita algún remordimiento de conciencia.

cheesecake-1578694_640

#2. Conoce las tendencias gastronómicas.

Dale a tu comensal no solo lo que busca sino también lo que desea. Rafael Muñiz González explica que cuando conoces las pautas de consumo de tu comensal puedes satisfacer mejor sus expectativas. Un ejemplo muy visible es la gastronomía mexicana, si bien se caracteriza por la presencia de ajíes picantes, la intensidad de estos variará de acuerdo a las pautas de consumo del usuario. Mientras menos tolerante eres, pues encontrarás platos que se ajusten a tu necesidad, y no por ello dejarás de degustar esos platillos afamados en todo el mundo por su sabor y colorido.

love-1951386_640

#3. Genera emociones.

Cuando pensamos en aquello que nos deleita no lo conceptualizamos, lo evocamos a través de sus cualidades. Nos gusta el helado que se derrite suavemente en el paladar o el trago amargo de la cerveza. Entonces, cuando ofrezcas tus platos estrella describe sus sabores al ofrecer tu menú. Es una táctica que no falla.

#4. Traza un plan Social Media.

Aunque no se puede comer virtualmente, los comensales sí están presentes en la web para conocer las experiencias de otras personas, para informarse de la oferta gastronómica, del servicio, del menú, de la forma de pago. Y nada mejor que hacerlo a través de las redes sociales. En este sentido, Facebook, Instagram y Twitter por supuesto serán de mucha ayuda, pero debes adaptar la información de tu negocio a cada una de ellas.

-Facebook: el fan page es la mejor manera de darle visibilidad a tu negocio dentro de esta red social poderosa. Acá te dejo una infografía con tips novedosos que te ayudarán a aumentar la participación en tu fanpage. En este sentido, te sugiero que prestes atención especial al contenido tanto como a las imágenes. Las portadas de Facebook le dan más visibilidad a tu marca, por ello serán grandes aliadas a la hora de promocionar tus suculencias gastronómicas.

-Instagram: en esta red social las imágenes deben ser de altísima calidad, y en cuanto a los negocios gastronómicos es ideal para dar a conocer tu propuesta de valor. Una tendencia que se impuso en 2016 y que seguramente seguirá creciendo, es la de compartir vivencias y relatos junto a las fotografías, aquí te decimos por qué las historias están triunfando en Instagram.

-Twitter: esta red puedes usarla para dirigir el tráfico hacia Facebook o Instagram. Para ello debes redactar una frase con un poco menos de 140 caracteres e introducir un acortador de URL que redireccione a tus visitantes hacia tu página web o blog. Entérate en este post cómo artistas y celebridades utilizan Instagram y Twitter de forma creativa.

#5. Invierte en diseño, estilo, decoración y uniformes.

Todo dependerá del tipo de negocio que tengas, pero invertir en cuidar cada uno de esto detalles le dará más personalidad  a tu propuesta de valor. Acá te contamos cómo puedes proteger y asegurar tu marca en 5 pasos.

#6. Da prioridad al CRM.

Para que tu relación con el cliente (Costumer Relationship Management) sea óptima  es importante propiciar la cultura del servicio, que no es más que hacerle placentera la estadía a tu visitante. Sin embargo, no es solo sonreir, se trata tal como lo explica Roberto Matute, CEO de Imolko, de utilizar “un sistema para registrar y conocer mejor a nuestros clientes. Es un repositorio central dónde se almacena todo lo relacionado con el cliente”. Es decir conocer sus nombres, tener sus datos de contacto, cuándo visitaron tu negocio y lo que pidieron puede ser información importante para que te mantengan relacionado con él. En Imolko contamos con una herramienta de marketing digital, Zenkiu, a través de la cual puedes recopilar toda esta información y abrir un canal de relación con esas personas que han usado tus servicios; en este aspecto te recomiendo que des un primer paso creando grupos dinámicos a través de Zenkiu, aquí te explicamos qué es y cómo hacerlo.

cheff-1303313_640

#7. Prepárate y prepara a tu personal.

Hace mucho tiempo que quienes están al frente de negocios gastronómicos dejaron de ser simplemente cocineros. Ahora son profesionales que deben aprender de diversas especialidades para dar lo mejor de sí a sus comensales. De manera que no solo les conviene conocer de social media management sino también de marketing digital y administración y finanzas, por nombrar solo algunos aspectos. Es por ello que la preparación es el plato fuerte que se les presenta y, por añadidura, también a su personal. Si tus colaboradores desconocen cómo deben actuar frente a los comensales, si no saben cómo ofrecer la propuesta de valor, si desconocen cuándo deben atenderlos y cuándo no, de nada vale que tengas al mejor chef. Por ello Muñiz González refiere que la preparación incide directamente en la gestión de un restaurante y, por supuesto, en el aumento de las ventas.

Si te gustó este post te invito a compartirlo en tus redes sociales y a suscribirte a nuestro boletín de mercadeo oportuno, cada 15 días te daremos información útil para el crecimiento de tu emprendimiento.

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

Mariela Díaz
Mariela Díaz

Conjugar el amor por el lenguaje y la fascinación por las posibilidades infinitas de comunicación que brindan las nuevas tecnologías es el derrotero que hoy estoy siguiendo como profesional. Cada actividad, cada acción, cada pensamiento que genero, deseo que esté en armonía con mi propósito vital e inspirado por el Creador; es mi guía en la tarea de ser mamá, persona, ser.

Tags: