Nadie dijo que entrar iniciarse en redes sociales es fácil, y mucho menos mantener estas plataformas digitales de una manera eficaz para impulsar nuestra visibilidad ante un público objetivo. Se ha propagado la idea de que toda empresa o marca debe estar en redes sociales y sí, una estrategia de marketing digital puede ser tan eficaz como cualquier otra estrategia de marketing. Sin embargo todo se vuelve un revés cuando no existe buena presencia y una campaña definida para darle todo un rumbo y sentido a todo el contenido que publiquemos por redes. Lo que comenzó como un intento de campaña de social media puede terminar como algo negativo contra los intereses de la empresa.

social-1958773_1920

 

Las campañas de social media deben ser ideas con una estrategia y objetivos claros, deben estar complementadas por una razón de ser y un por qué, su éxito dependerá del trabajo previo que se haya realizado; estas estrategias son consecuencia de los objetivos fijados. Uno de los errores más comunes de empresas que empiezan adentrarse en las redes sociales es la improvisación en la creación de contenidos que no tienen sentido o algún rumbo definido lo que no contribuye al plan de marketing que debería tener toda empresa.

Para saber si tu campaña de social media está teniendo resultados, primero debes conocer cómo elaborar una campaña efectiva para posteriormente verificar estos resultados.

Define objetivos

Siempre recuerda que antes de empezar con una campaña, define sus objetivos, saber qué quieres lograr con la campaña servirá de punto de partida para empezar a tomar decisiones en pro de esta meta. ¿Busca aumentar su público o quiere llegar a una nueva audiencia?  Sus objetivos deben responder a las siglas en ingles SMART

the-work-2172684_640

  1. Specific (Específico): Los objetivos que servirán de columna vertebral para tu campaña son generales o poco claros. La primera ayuda a la elaboración de estrategias concretas mientras que la segunda se presta a confusiones. Asegúrate de ser lo bastante claro al trazar tus objetivos.
  2. Mesurable (Medible): ¿Cómo medir los objetivos en un futuro? Por ejemplo si tu intención es incrementar la visibilidad de tus redes sociales, sería un error decir que tus objetivos buscan “aumentar demasiado o mucho el número de seguidores. Mejor cuantificar estos objetivos y trazar metas: aumentar un 10% el número de seguidores.
  3. Attainable (Realizable): A pesar de parecer algo obvio, debemos siempre recalcar que nuestra campaña busca metas alcanzables y realizables. Estudiar el potencial de la marca y adaptarlas a objetivos posibles. Perseguir imposibles u objetivos complejos sólo traerá frustraciones innecesarias.
  4. Relevant (Relevante): La campaña de social media debe representar un valor agregado para la empresa, no puede significar algo aislado, una isla que no tiene relación alguna con la empresa. Si busca llegar a un nuevo público, esto sólo traerá beneficios para la empresa, por ende, el trabajo de ambas debe ser complementario guardando una estrecha relación
  5. Time limited (Limitado en el tiempo): Paso sumamente importante ya que permite verificar cada cierto tiempo los resultados de la campaña. Es recomendable trazar una meta a largo plazo, y elaborar a la par pequeños objetivos que complementaran el objetivo específico y permitirán verificar el estado de la campaña.

Elaboración de la estrategia

En este segundo punto, es necesario un análisis profundo sobre las bases de los objetivos que ya planteamos anteriormente. Es ponerse a manos a la obra para trabajar en las acciones que nos ayudarán a alcanzar esas metas que beneficiaran nuestra empresa. En este punto creamos nuestra campaña de social media

  1. Conoce tu público: ¿Quiénes serán los receptores del mensaje? No hay mejor respuesta a esta pregunta que la creación de nuestro buyer person (persona ficticia, potencial cliente) y definir su perfil demográfico, sus intereses y gustos, los canallas de comunicación que utiliza y rutina. Esto es clave para precisamente aproximarnos a ese cliente potencial que estamos buscando.
  2. Usa las redes adecuadas: ¿Para qué usar Twitter cuando nuestros clientes usan Instagram? Debemos invertir tiempo y dinero en las redes sociales que utilizan nuestros clientes, esto no nos llevara a una situación de desconcierto que pasaría si trabajáramos en una plataforma digital que no usan nuestros usuarios. Un error habitual es usar el mismo contenido para todas las redes sociales; además de dar una sensación de desinterés de contenido para nuestros usuarios, no estamos aprovechando al máximo el potencial de cada una de las redes sociales. Aprendamos más de ellas y démosle el uso que corresponde.
  3. Acciones asertivas: Una vez que definas el público y los canales, esto debe estar acompañado de acciones asertivas que hagan efectiva nuestra campaña de social media. Si nuestro objetivo es impulsar la visibilidad de nuestras redes podemos utilizar la publicidad de pago (Fabook. Ads o twitter Ads), utilizar estrategias de contenido bien estructuradas para poder llegar de forma no intrusiva a usuarios desinteresados, concursos, entre otros. Las acciones siempre dependerán del público, objetivos y presupuesto disponible.

trinag 4

Medición – Análisis – Optimización

Si por algo el marketing tradicional fue suplantado por el marketing digital fue por su capacidad de optimización de nuestras acciones para mejorar los resultados; una de las ventajas más importantes en este tipo de publicidad. Por ello es necesario elegir bien nuestro medidor para obtener una optimización eficiente, estos indicadores deben indicar si se están alcanzando los resultados esperados

La elección de unos indicadores de rendimiento (KP´S) permitirá contrastar el estado de la campaña de social media con los objetivos planteados anteriormente. Una de las ventajas en este tipo de campañas es la capacidad de reacción inmediata y optimización constante.

No tengamos miedo a los cambios, todo elemento que constituye nuestra campaña puede ser susceptible a cambio en un futuro próximo, lo importante es tomar las decisiones asertivas para cambiarlas y mejorar nuestra campaña. Lo que sí  debemos temerle es a los análisis que se hacen previa campaña que son poco riguroso, lo que nos arrojaría datos poco fiables. Esta situación de incertidumbre no nos permitirá tomar decisiones correctas para mejorar los errores en nuestra campaña.  Si hay malos resultados pudieron haber sido consecuencias de mensaje mal ajustado, un medio que no es adecuado o simplemente alguna otra cosa que debe ser replanteada.

Cálculo del retorno sobre la inversión (ROI)

Luego de haber plateado unos objetivos, de haber ideado una campaña, de realizar análisis para optimizarla, finalmente luego de un plazo establecido debes calcular lo que has conseguido. El retorno sobre la inversión será el cálculo mediante el cual conoceremos la rentabilidad de nuestra campaña en redes sociales.

billetes

La campaña en redes sociales debe estar constituida por bases sólidas como las planteadas anteriormente. Si planteamos objetivos vagos, tendremos resultados flojos; si tenemos indicadores de rendimiento (PK´s) que no representan lo que se hace en las redes tampoco tendremos resultados de fiar. Por ende, sí cumplimos correctamente con los dos pasos anteriores finalmente podremos tener resultados confiables que servirán de base para el calcula de retorno sobre la inversión

Cinco formas más representativas de calcular el retorno sobre la inversión:

  1. Conversiones: Es la más básica y fundamental. Es la medición de conversiones desde el inicio de la campaña. ¿Aumentaron las ventas? ¿Subió nuestra visibilidad? ¿Ampliamos nuestra comunidad de seguidores? Estas son algunas de las preguntas planteadas al momento de evaluar la conversión que nos generó nuestra campaña publicitaria.
  2. Trafico web: Métrica fundamental que sirve para medir nuestra actividad en nuestro sitio web. Si aumenta el tráfico, existe una alta probabilidad de que aumenten las conversiones.
  3. La comunidad de seguidores: Aunque puede ser que no haya sido el objetivo principal. Servirá para realizar un balance no sólo con el crecimiento de nuestra comunidad, sino con la actividad generada por la misma durante la campaña. Incluso, es útil segmentar los seguidores entre aquellos que no están interés y los seguidores de calidad. Estos últimos aumentaran la rentabilidad del trabajo realizado
  4. Interacciones de la marca: El aumento de las interacciones con los contenidos de las redes sociales representa sencillamente un aumento en el interés de los usuarios hacia dicho contenido. Esto es la base de un engagement que en potencia se convierte en rentabilidad. Esto siempre debe ser una prioridad para todo comunity manager.
  5. Alcance: cuantificar el alcance es necesario para evaluar los resultados obtenidos, esto analiza la visibilidad conseguida durante la campaña y el número de seguidores generados.

En pleno siglo XXI y con un auge imparable de nuevas tecnologías, es necesario montarse en la ola de cambios y adaptarse a las nuevas tendencias. Sí es necesaria una estrategia de marketing digital pero esta debe estar acompañada de objetivos claros, indicadores confiables y un claro cálculo de reinversión. No existe una estrategia clara para una campaña exitosa, ni tampoco fórmulas mágicas que garanticen el éxito de ellas. Sin embargo, existen bases para ir en esa vía y hacer nuestra marca la más competitiva en el entorno de las redes sociales.

Este post fue escrito por Elías Castro

Si te gustó este post compártelo en redes sociales y suscríbete a nuestro boletín.

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

 

Tags: , ,