Cuando hablamos de motivación, metas y logros, cuando incluso tocamos temas de emprendimiento y de esas agallas que se necesitan para iniciar cualquier proyecto en distintos ámbitos, podemos pensar en Coaching.

Ese proceso dinámico e interactivo, donde una persona asiste a otra al logro de sus metas colaborando en el desarrollo de su potencial humano. Un proceso que ayuda a las personas a sacar lo mejor de sí y que sus esfuerzos se traduzcan en una mejoría sustancial de su desempeño profesional.

emprendedor

Así mismo, el coaching aplica para nuestras ideas de negocios o emprendimientos, actualmente existen distintos tipos de ellos. Uno de ellos es el Entrenamiento Ejecutivo o Executive Coaching que busca el máximo desarrollo profesional y personal de quien lo recibe, y al realizarlo de una manera adecuada puede resultar en una gran transformación.

El Executive Coaching consiste en acompañar y entrenar a la persona con el objetivo de alcanzar sus metas a través de frases motivacionales y todo un tratamiento que dirige sus esfuerzos a un solo objetivo.

Este proceso está relacionado directamente en el trabajo diario, dado que se traduce en el desempeño, nuevos hábitos, nuevas formas de expresión y nuevas acciones lo que llevarían a impulsar el potencial de la persona.

Asimismo, también se pretende romper con lo rutinario que probablemente impide ver nuevas acciones que mejoren nuestra posición y formas de ver el mundo. Hay que poner a prueba la capacidad para salir de estos viejos paradigmas para abrirse a nuevas experiencias, que sin duda, nos ayudarán a repensar las cosas.

Te invitamos a suscribirte en el blog de Mercadeo Oportuno:

En las organizaciones y empresas, cada día pareciera que se le exige al personal una mayor capacitación y cualidades para hacerlo ellos mismos. Esta onda del do it yourself (DIY) o hacerlo tú mismo, empiezas a prosperar en pleno siglo XXI y era globalizadora. Se trata de hacerse cargo de sus cosas, de los procesos y de sus propias decisiones en cada área de cualquier empresa.

Estas dinámicas no son ajenas a la empresa u organización, con esta filosofía Do it yourself se pretende romper con el paradigma de la gran dependencia en la toma de decisiones con los jefes. Se pretende un nuevo modelo de gestión participativa, mayor colaboración entre los empleados, donde el liderazgo aprenda a ejercerse bajo estas nuevas dinámicas de participación.

También puedes leer: 7 tips de coaching empresarial para motivar a tus empleados

Esto pueden ser algunos de las carencias que se presentan en las líneas gerenciales y directivas de empresas, que el coaching presenta como retos que deben ser atendidos inmediatamente. Se trata de conducir un equipo, juntos, donde el liderazgo invite a participar a todos los miembros para lograr un objetivo en común.

Ya la capacitación y la formación no alcanza, hoy se hace indispensable nuevas metodologías y nuevos planteamientos que apunten hacia la utilización y aprovechamiento de todo el potencial humano, el cual está subutilizado y subestimado.

Empezar a aplicar coaching es empezar a romper viejos moldes de la gestión de personas en las organizaciones. Es entrar en la dimensión de un nuevo tipo y estilo de empoderamiento de las personas y de los equipos de trabajo. Finalmente, estamos en presencia de nuevas formas de convivencia humana en los aspectos laborales y profesionales, una nueva forma de concebir el trabajo, el liderazgo y la responsabilidad.

Lee este post: ¿Sabes la diferencia entre un consultor, asesor, consejero, coach y un mentor?

Motivación al emprender

Con las nuevas generaciones se ha dado un fenómeno al que llamamos el gen del emprendedor, con esto sabemos que los jóvenes o los mayores que se dediquen a esta aventura buscan experiencias de negocio más allá que tener un empleo de por vida, valoran el tener varios ingresos y al mismo tiempo generar empleo para los demás.  Tienen cualidades que los hacen buenos líderes y saben aprovechar cada recurso que tengan a la mano.

Mira este post: ¿Quieres saber qué tipo de emprendedor eres? ¡Haz este quiz!

Igualmente la persona que decida emprender debe conocer que ese camino no será fácil y tendrá tropiezos que si sabe aprender de ellos se catapultará hacia el éxito en menos tiempo.  Sin embargo, como todos somos humanos, existirán ocasiones en las que sentiremos pereza, una baja autoestima, distracciones, situaciones difíciles y otras circunstancias que puede cegarnos en algún momento para llegar a la meta que deseamos.

Para ello, puedes insertar ciertas técnicas de coaching en tu día a día para que nunca pierdas el norte y las razones de lo que quieres alcanzar, puedes aplicarlas sin importar el tipo de emprendimiento que estés llevando a cabo, solo necesitas mucho corazón:

Valentía:

Este amigo viene en pequeñas dosis, cada vez que necesites tomar una decisión, hacer una venta, dar la cara por tu marca, debes tener un poco de valentía, ese pequeño impulso que con tan solo una acción es un paso más para alcanzar tus sueños.

Identifícate:

Separa tu vida privada de tu emprendimiento, pon límites y condiciones a cómo debes ser en cada ambiente. Cuando estás en modo emprendedor debes colocar a tu idea por encima de todo, se trata de buscar un equilibrio de quién eres en el trabajo y de quién eres en modo relajado.

Organízate:

Tal vez tengas un horario de trabajo fijo, pero aprende a organizar ciertas horas para dedicarlas a actividades distintas, haz bloques para especificar qué horas escribirás en tu blog, qué horas le dedicas al producto, a las ventas, etc. Es indiscutible que estos horarios estén sujetos a los objetivos para que puedas desarrollar todo como debe ser sin perder ni un minuto.

Aprende de tus errores:

Muchas veces resulta duro ver que fracasamos y podemos pasar por una pequeña etapa de depresión, y es normal que esto suceda cuando emprendemos, lo malo sería que dures demasiado tiempo en esa etapa sin ver cómo resolver el problema o revisar en qué fallaste para no hacerlo de nuevo. Recuerda esto: Tropezar con una piedra es inevitable, lo que sí puedes evitar es tropezar con esa misma piedra dos veces.

Te invito a leer: ¿Emprendedor tradicional o emprendedor digital? Mira aquí la diferencia que marca el éxito

Supera los conflictos:

Es muy desagradable e incómodo cuando los empleados o los colaboradores no se llevan bien, y es mucho peor cuando no nos llevamos bien con ellos. Como líder toma la iniciativa para resolver los conflictos, comprometerte a dar lo mejor y corregir tus errores, siempre con el compromiso de todos y lograr un buen trabajo en equipo.

Por último no olvides que emprender es una aventura y no todo será perfecto, tendrás momentos oscuros y otros momentos de gloria, permanece siempre humilde, dispuesto a aprender y aceptar los errores tuyos y de los demás.

Este post fue escrito por Elías Castro

¡Suscríbete a nuestro boletín! Recibirás toda la información que necesitas sobre Mercadeo Oportuno:

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

Tags: ,