Hay ocasiones en que nuestro porrista interior desaparece, ya sabes, ese que te anima a hacer las cosas mejor, que te motiva y es ayudado por una alta autoestima. Qué se puede hacer cuando empezamos a levantarnos de la cama con el pie izquierdo y queremos detener todos nuestros proyectos porque se transforman en algo más grande y más difícil. A veces esperar que se nos acabe “la mala racha” puede hacernos perder grandes y buenas oportunidades de crecimiento, tanto en la vida personal como profesional, por eso con estas técnicas de coaching de vida vamos a sacudirnos todo eso que nos impide avanzar y lograr lo que queremos.

coaching

¿Por qué vale la pena aplicar el coaching de vida?

Andy Freire, en su teoría del Triángulo Invertido del Emprendedor menciona que existen tres factores que influyen en el éxito de un emprendimiento y son: el capital a invertir, los objetivos planteados y la actitud del emprendedor. Este último se encuentra en la base del triángulo porque es el único factor que si llega a fallar no hay alternativas para seguir adelante con el proyecto. Por eso es de vital importancia tener en cuenta nuestro estado, conocernos muy bien, saber cuándo necesitamos la ayuda de alguien más y aceptar que podemos cometer errores y tener fracasos.

Con el coaching de vida o life coaching vas a lograr beneficios en tu vida personal y profesional que incluso pueden ser más de los que voy a enumerar a continuación:

* Lograrás fijarte objetivos bien definidos.

* Será más sencillo encontrar soluciones a esos objetivos.

* Definirás valores y normas que te ayudarán a aprovechar mejor tu tiempo y habilidades.

* Le dirás adiós a ese amigo en tu cabeza que te dice que no eres lo suficientemente bueno para algo.

* Serás más consciente de lo que necesitas para tu bienestar.

* Empezarás a tomar retos.

* Aumentarás la confianza en ti mismo.

¿Cómo empezar a aplicar el coaching de vida?

Puede resultar difícil comenzar a aplicar técnicas de coaching de vida porque en muchas ocasiones entramos en negación y creemos que no hay nada de malo con nuestra actitud y que todo está bien. Lo principal es aceptar que necesitamos ayuda y determinar si requerimos una ayuda profesional o los servicios de un life coach, sin embargo empezar a formarnos con ligeras técnicas pueden provocar grandes cambios.

Para aceptar nuestros problemas debemos ver qué es lo que nos está afectando. Te recomiendo que anotes todo en una libreta o en una hoja a modo de diario, desahógate y anota todo lo que te haga perder la concentración y no te permita acercarte a los objetivos de tu sueño. También funciona entablar una charla con una persona de confianza que sepamos de antemano que no va a juzgarnos. Dile directamente que estás intentando mejorar aspectos de tu vida mediante técnicas de coaching y que necesitas hablar sobre las cosas que más te afectan.

Una vez que sepas qué es lo que te impide avanzar hacia tus metas determina cómo resolverlas. Este paso puede tomar tiempo, es necesario superar estas etapas para concentrar toda nuestra atención en nuestros objetivos.

También puedes leer: Técnicas de coaching para emprendedores

high-grass-1504280_1920

Fases en la determinación de objetivos

Cuando un emprendedor decide poner en marcha su proyecto suele especificar los objetivos y las metas de su negocio a corto y largo plazo. Basta con colocarlos en un documento con sus valores, misión y visión, pero más adelante puede darse cuenta que los objetivos necesitan modificarse o cambiarse. Este proceso puede ser largo y muchas veces necesario, por eso al momento de determinar los objetivos para tu emprendimiento puedes darte cuenta de tres fases:

1) Hacer hasta lo imposible: Es la primera etapa, aquí todos los emprendedores sueñan con hacer hasta lo imposible por su negocio, se ponen metas y objetivos que son descabelladas para los simples mortales, como inventar algo que nadie nunca ha visto y lograr comercializarlo. Aquí propones la verdadera esencia de lo que quieres lograr e imaginas o límites que puedes tener o si no existe tal límite.

2) La duda: Algo muy común que se presenta hasta en las mentes entusiastas, se comienza a dudar de los mecanismos para alcanzar esos objetivos, de la misma capacidad imaginativa y se presentan conflictos. Muchos se cuestionan que la idea es muy aparatosa o que realmente empieza a ser imposible de cumplir.

3) Realismo: La tercera etapa te ayudará a reconocer los pros y los contra de los objetivos de tu emprendimiento, hacer cambios y aprovechar los elementos que tienes a la mano. Un poco de realismo te pondrá en el camino de lo que quieres lograr a futuro, pero como todo, requiere de mucho esfuerzo.

Pasarás por estas etapas muchas veces, no solo cuando inicies con tu emprendimiento, también cuando quieras realizar proyectos internos, mejorar o comercializar un nuevo producto.

Técnicas para alcanzar nuestros objetivos

Seguro que tu idea de emprendimiento está asociada a algo que te gusta o algo en que eres realmente bueno, sin embargo no podemos determinar si realmente tendrá éxito solo por añadirle mucha pasión. Te voy a dar una serie de técnicas que te ayudarán a mantenerte enfocado y saber lo que tienes que hacer para cada objetivo.

1) Haz una lista de prioridades

Comienza haciendo una lista que te ayude a organizar lo más importante y lo más urgente que tengas que hacer en un día o una semana. Establece un calendario y tómate la libertad de organizarlo a tu medida. Si estás disponible el 100% del tiempo para tu emprendimiento podrás establecer un horario a lo largo de día u organizar un calendario con el fin de distribuir tu tiempo a la medida.

2) Plantea hacer un equipo

Si estás dispuesto a compartir tu idea con el resto del mundo también puedes encontrar personas que tengan la misma visión que tú, al fin y al cabo acompañado siempre llegas más lejos. Igualmente puedes compartir tus técnicas de coaching de vida con tu equipo o mostrarles las fases que influyen en sus objetivos. Un equipo preparado siempre rinde mejor.

3) Coordina lo que necesitas

Tienes que enumerar al igual que en la lista de prioridades, todos aquellos recursos y materiales que necesitas para tu emprendimiento. Esto te va a funcionar para comparar precios, encontrar la mejor calidad y tener mayor organización y control de lo que ya tienes y lo que te falta.

4) ¿Improvisar?

Existen ocasiones en las que te tocará improvisar, siempre es muy bueno organizar un plan y tener mil listas de lo que requerimos para tener todo bajo control. Pero debes estar preparado para esas veces que necesites improvisar y saber cuál es la decisión que debes tomar, aquí es importante repasar los objetivos rápidamente y no sucumbir ante la presión o el estrés, sea con planes o improvisando, todo tiene solución.

Para concluir busca siempre los resultados que te beneficien y que te hagan feliz, de nada sirve cumplir una meta si no es tuya de corazón. Se amable con los demás y firme ante las adversidades, el que persevera vencerá.

Este post fue escrito por Perlys Torrealba

Te invitamos a que te suscribas a nuestro boletín de Mercadeo Oportuno:

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

Tags: ,