Un emprendedor debe afrontar retos a diario, y uno de ellos es aumentar el tamaño de su negocio. Cuando tienes éxito con los clientes, debes contratar más gente, ofrecer algunos servicios adicionales y expandir tus operaciones. Este es el momento cuando muchos emprendedores se enfrentan con una pared difícil de superar.

¿Cómo hacer para transmitirle a los nuevos colaboradores la visión de lo que quieres lograr?

El primer gran problema es que muchas veces el emprendedor no tiene  claro qué es lo que quiere hacer con su negocio. Arrancamos el negocio porque vemos una oportunidad para ayudar a los clientes, pero no nos planteamos adónde queremos llegar  ni cómo queremos hacerlo.

Entonces imaginen tratar de liderar a un grupo de gente por un camino que  no conocemos para llegar a un sitio que no sabemos cuál es. Quizás esto explica porqué  85% de las empresas cierran antes de los primeros cinco años.

Al centrarnos en el cliente podemos encontrar el espíritu de nuestra empresa respondiendo tres preguntas sencillas.

#1. ¿A quién queremos ayudar?

En el mercadeo oportuno los llamamos los modelos de persona.

Y no sirve que tomes atajos como que tu empresa sirve “para todo el mundo”. Debes hacer el esfuerzo de pensar con quiénes quieres conectarte y con quién no quieres hacerlo.

#2. ¿En qué puedes ayudarlos? ¿Cuáles son los problemas que tienen estas personas que tu empresa puede ayudar a resolver?

Recuerda tu producto o servicio no es el problema.  Es la solución. Para poder conectarte debes conocer  que problemas quieres resolver. Ahora debes preguntarte cómo los vas a ayudar. En esta respuesta debes enfocarte en cosas más puntuales como qué productos o servicios quieres desarrollar y qué compromisos quieres asumir con los clientes.

#3. ¿Cuánto quieres que facture tu empresa en dos años y a cuántos clientes?

Estas preguntas sencillas te ayudan a pensar mejor en tu negocio y definir claramente hacia dónde quieres llevarlo. Si tienes socios en tu negocio es un excelente ejercicio para alinear las expectativas de todos. Aunque cuesta un poco de trabajo al principio, vale la pena.

Una vez que tengas estas definiciones puedes comenzar a desarrollar la cultura de tu empresa y  los que te acompañan tendrán un norte claro para  avanzar.

Mira acá una explicación más detallada, de la mano de Roberto Matute, CEO de Imolko.

Suscríbete a nuestro boletín y cada 15 días recibirás útiles noticias de mercadeo oportuno y cómo activar Zenkiu en tu negocio, también te invitamos a suscribirte al canal para ayudarte a hacer crecer tu empresa.

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

Tags: , , ,