No es extraño pensar que motivar a tus empleados es como cocinar un pastel sin receta, sabes que puede salir mal. Sin embargo mantener a tus trabajadores felices les permitirá seguir aportando sus esfuerzos en el crecimiento de la empresa. Por eso se han puesto tan de moda las técnicas de coaching empresarial en los últimos años, aplicarlo permite no solo las mejoras en las tareas y trabajos asignados sino un aumento en la calidad de la comunicación y aspiraciones personales dentro de la empresa.

coaching-empleados

Antes de contratar a un coach empresarial intenta aplicar estos tips para ver cómo influyen en la actividad de los empleados, si con esto puedes empezar a aumentar el nivel de productividad ¡imagínate los resultados a largo plazo! Comencemos con los beneficios:

  • -Verás en vivo y en directo las habilidades que poseen tus empleados, con el coaching serás capaz de determinar qué necesitan para desarrollar todo su potencial.
  • Incentivarás el trabajo en equipo y no hay nada mejor que un grupo de gente sacando adelante grandes proyectos en unión y respetando sus capacidades.
  • -Reducirás las formalidades “jefe-empleado” para crear una relación de confianza con ellos y mejorar la comunicación.
  • -La motivación de los empleados se verá reflejada en cada proyecto que asuman.
  • -Estarás rodeado de explosiones de creatividad y aumento de habilidades para completar las tareas.
  • -Tus empleados serán más felices, estarán más satisfechos y llegarán temprano a trabajar.

También puedes ver este vídeo para cuando estés buscando nuevos y buenos empleados:

Te invitamos a suscribirte en el blog de Mercadeo Oportuno:

Suena muy bien todo esto pero…¿Cómo lograrlo? Muy fácil, pero primero debes tener en cuenta que como autoridad debes contar las siguientes habilidades o características: capacidad para comunicarse con todo el personal, saber escuchar y aceptar opiniones y sugerencias, interesarse en las tareas de cada empleado y dedicarle tiempo cuando lo requiera, esto también lo puedes aplicar con el empowerment. A la par debes tomar en cuenta ciertas responsabilidades:

Ahora bien, ya que tienes la receta y todos los ingredientes para el pastel es hora de ponerse manos a la obra para motivar a tus empleados como todo un coach empresarial.

1.Sé amable

Si, una cuestión tan sencilla como esa, nadie quiere un jefe que lo primero que hace al llegar al trabajo es dar órdenes. Ofrecer los buenos días a veces no es suficiente, es simple cortesía, sin embargo, mostrarte interesado en cómo les va a tus empleados es algo que se valora muchísimo. Pregúntales cómo les ha ido, cómo están sus hijos o familia, qué hicieron el fin de semana, etc. Igualmente si te hacen las mismas preguntas respóndeles con honestidad, esto también crea empatía entre ambas partes.

Este post te sacará de algunas dudas al momento de empezar tu fase coach: ¿Sabes la diferencia entre un consultor, asesor, consejero, coach y un mentor?

2. Disponte a escuchar

Los empleados muchas veces tienen dudas sobre una tarea o se les presenta algún problema laboral. Atiéndelos siempre que esto suceda, asesoralos y ayúdalos, nunca hagas menos los problemas, si uno de tus empleados falla todo el equipo puede derrumbarse. Una técnica del coaching que funciona genial es estar dispuesto a escuchar cuando se trate de problemas personales, los empleados suelen buscar apoyo en figuras de autoridad o líderes y confían en que los puedan aconsejar bien.

3. Interésate

Cuando tenemos empleados muy animados (y que pareciera que no necesitan coaching) suelen crear muchas ideas y proyectos, tienen una capacidad creativa que no solo mejora el trabajo sino que contagia a todo el equipo y buscan ofrecer una misma calidad en el servicio. No cortes esta espléndida actitud ignorándolos o no tomando en cuenta sus ideas, no hay nada mejor para motivar a un empleado que haciéndole saber que sus ideas son oro puro. Muestra interés en lo que te dicen y aporta opiniones.

4. No uses palabras negativas

Hay ocasiones en las que usamos frases negativas sin darnos cuenta, aunque lo digamos con un tono de voz ameno suele ser tomado como una imposición. “Es más difícil así, porque no lo haces de esta forma” por ejemplo, es una frase que dice entre líneas “lo estás haciendo mal, hazlo a mi manera”, si quieres expresar que el procedimiento de una tarea hará que el resultado sea incorrecto puedes decir algo como “esta tarea puede parecer complicada, déjame sugerirte que…o te recomiendo que…”. Usar este tipo de palabras mejora la comunicación y por tanto el rendimiento rendimiento laboral.

También puedes leer: 4 frases inspiradoras de genios latinoamericanos

5. Sé comprensivo

Las fallas o errores son humanas, por eso no serán cosa rara dentro de tu grupo de trabajo, cuando esto suceda escucha a tu empleado e indícale qué ocurrió sin usar las frases negativas. Motivalo para que encuentre la solución correcta y apóyalo.

6. Acepta las críticas

Mientras aplicas las técnicas de coaching puedes comenzar a recibir más críticas por parte de tus empleados, el hecho de que empiecen a construir una confianza sólida les dará razón para hacerte algunas críticas constructivas. Utilízalas para mejorar tus técnicas ya que nadie más que ellos conoce cómo desean ser motivados.

Mira este post: ¿Sabes cómo responder a las críticas en las redes sociales?

7. Reconoce los éxitos

Cuando los empleados completan una tarea con éxito felicítalos e invítalos a superarse. Puedes incluso organizar una entrega de certificados en las fiestas o celebraciones de la empresa, invítalos a apoyar proyectos más grandes, existen muchas cosas que puedes idear para hacer sentir a tus empleados lo importante que son para el crecimiento de la empresa, eso sí, cumple todo lo que prometas.

Este post fue escrito por Perlys Torrealba

Te invitamos a que te suscribas a nuestro boletín de Mercadeo Oportuno:

Mantente al día
Recibirás información valiosa para tu negocio quincenalmente,
además de ofertas y contenido premium válido sólo para suscriptores

Tags: