Las redes sociales sí influyen en las ventas online… ¡y mucho!

Hoy en día nuestra vida cotidiana transcurre dentro de las redes sociales, ya sea porque compartimos contenido, porque participamos en diversos grupos o chats… lo cierto es que las redes sociales, con sus características particulares, están presentes en el día a día.

De tal forma que cuando tenemos un emprendimiento, igualmente, a través del social media hacemos una interacción que va a repercutir en nuestras ventas o en la comercialización de nuestros productos y servicios.

Esta interacción se basa, sobre todo, en el hecho de que el social media es una fuente de información muy valiosa al momento de adquirir cualquier producto, o incluso cuando deseamos buscar una asesoría comercial. Ya sea porque necesitamos ubicar un lugar en el que debemos comprar algo, ya sea porque queremos saber qué piensan otras acerca de un servicio o producto; o porque deseamos saber acerca de la calidad de tal cosa; ya fuere porque nos interesa conocer la experiencia de los otros, la realidad es que a través del social media descubrimos productos y ofertas que influyen en nuestras decisiones de compra.

Sin embargo, paradójicamente Internet y las redes sociales “castigan con indiferencia a los que quieren vender a toda costa”, afirma Roberto Matute, CEO de Imolko, cuando ofrece algunos tips para incrementar las ventas a través del mercadeo digital.

Esto quiere decir que la estrategia adecuada cuando eres un emprendedor no es colocarte en la frente el cartelón “se vende”, sino convertirte en alguien –un experto- que brinda soluciones.

Explica Matute, CEO de Imolko, que cuando el usuario consigue ese aporte, enseguida se siente agradecido, y esto se traduce en confianza; de manera que ese sentimiento se transforma en una comodidad que propicia cualquier negociación que se pueda dar.

De acuerdo con algunas cifras que nos ofrece la web Puro Marketing, más del 80% de los consumidores online utiliza las redes sociales para informarse y “comprar”; incluso refieren que los cibernautas dedican más del tercio de su tiempo en visitar redes sociales para buscar ofertas, y más del 70% de estos considera que son espacios de confianza adonde recurren sin dudar cuando de compras y ventas se trata.

Las cifras de Puro Marketing en cierto sentido me parecen bastante atinadas, ya que de alguna forma ellas me reflejan.

Puedo decir con propiedad que yo misma he sido uno de esos usuarios que cuando deseo comprar un libro, por ejemplo, antes de desplazarme a una librería, lo busco por Facebook, que es la red social que me ha resultado más confiable para buscar títulos de mi interés.

En el párrafo de arriba cuando coloqué la palabra comprar entre comillas quería hacer referencia a que si bien es cierto que las redes sociales no son e-commerce, sino tal como nos recalca Matute, lugares de socialización, pero a través de ellas nos atrevemos a pactar transacciones comerciales de compra y venta, por aquellos productos o servicios que nos interesan.

Así, por ejemplo yo formo parte de dos fanpage de Facebook dedicadas a la compra y venta de libros nuevos y usados. Cada miembro de la comunidad puede publicar en el muro los libros que vende, o los nombres de los títulos que busca. A través del diálogo y la concertación los negociantes llegan a acuerdos con sus clientes.

No existe –como en Mercado Libre- ni una plataforma de pago ni un sistema de calificación, por lo que la gente se arriesga a confiar en el otro. Confiar en que depositará un dinero y esa persona va a enviar un libro. Claro, hay que ser precavidos, por lo que la persona que rompe el pacto de inmediato es sancionada con la expulsión. Así que una de las reglas es hacer recomendaciones explícitas cuando las transacciones han sido seguras y efectivas.

Las dos veces que he recurrido a este sistema, he podido tanto vender como comprar con toda comodidad y sin riesgo de ningún tipo. Eso solo es posible cuando una comunidad se compromete a actuar como debe ser.

De manera que una de las premisas es definir el propósito que deseas lograr con tus redes sociales, es decir, ya sea que desees potenciar las ventas o conseguir más visitantes para tu página web y de esta forma aprovechar la intensidad de estos espacios virtuales de intercambio.

Por otra parte, fortalecer el valor de marca de tu emprendimiento pasa no solo por tu sitio web, sino además por promoverlo en tus redes sociales. Roberto Matute, CEO de Imolko, subraya que cuando tu sitio web se construye con la intención de ofrecer ayuda “vas a construir una red a tu alrededor” que apoyará tu propuesta de valor.

Si tu objetivo es el de aumentar las ventas mediante las potencialidades que te dan las redes sociales, es importante que conozcas las particularidades de cada una.

#1. Twitter.

La red social que se sostiene en la generación de 140 caracteres de forma continua es muy útil ya que a través de ella los usuarios se atreven a dar su opinión libremente. Con la red del pajarito podrás establecer un vínculo directo y cotidiano con tu audiencia, de manera que será un canal a través del cual te pueden llegar solicitudes, inquietudes, preguntas, y además los usuarios se expresarán con sinceridad acerca de tu servicio p producto. Es una red a la que acuden emprendimientos sobre todo especializados en informática y software. Pero así como se dice lo positivo, también lo negativo, así que es importante saber cómo gestionar las opiniones en contra o desfavorables.

#2. Pinterest.

Esta es una de mis redes favoritas. Es sencilla, amigable y súper visual, lo que la hace atractiva e inteligente. Además los expertos indican que muchos de los usuarios que entran a Pinterest, primero buscan información y luego se direccionan a la página web del negocio directamente para comprar lo que les gusta. Es una red que puede ser muy bien usada por agencias de viaje; librerías; tiendas de comestibles; gimnasios; accesorios; ropa; calzados… en fin todo aquel producto que deba entrar por la vista, ya que el sistema de tableros te permite en primera instancia compartir fotos acompañadas de textos muy pequeños pero sugestivos. Si quieres saber cómo potenciar las ventas a través de Pinterest te recomiendo leer aquí.

#3. Youtube.

Sin duda, esta una de las redes consentidas de los internautas, ya que es un medio de información con mucha vitalidad. Hoy por hoy, además los youtubers se han erigido en los influencers del momento, por lo que cuando necesitamos saber cómo hacer algo y cómo lo hace un experto en el tema, lo primero que hacemos es buscar en Youtube. Creo que toda experiencia de aprendizaje de alguna forma está mediada por esta red. Por lo tanto debes afinar tus talentos al crear tus videos, para que los puedas compartir aquí y generar una audiencia fiel y permanente.

#4. Facebook.

Ultimamente hemos dedicado varios post a esta red social, por su gran poder de influencia. De manera que toda estrategia de marketing digital debe incluirla. Creo que casi cualquier tipo de emprendimiento debe estar en ella, pero adaptándose a los requerimientos que el algoritmo de esta red impone a sus usuarios. En Imolko hemos desarrollado contenidos útiles para que puedas idear una campaña exitosa y ganadora en esta red, te invitamos a leer aquí.

#5. Instagram.

Como ya sabemos esta red ha crecido enormemente en los últimos años, a diferencia de otras se especializa en fotos y videos que son recursos que te ayudan a fortalecer la relación con tus prospectos o clientes. Entre las recomendaciones que ofrece Matute está que si publicas todo el tiempo fotos de productos o servicios puede llegar a ser tedioso, por lo que es importante balancear el contenido con aquello que sea de interés para tu audiencia o modelos de personas y además pueda robustecer el vínculo emocional. Así que las imágenes acerca de tu emprendimiento mientras comparten una Navidad o la interacción de los colaboradores mientras se reúnen, por ejemplo, generan un buen nivel de engagement. Es importante que tus imágenes tengan consistencia visual, dice Matute, es decir, características que definan a tu marca a través de las imágenes que compartes. Asimismo, la idea es acompañar las imágenes con hashtags atractivos que, si es posible, se lleguen a convertir en trending topics, es decir, que su popularidad sea tal que todo el mundo los replique.

En conclusión, las redes sociales pueden influir de forma determinante en las ventas online. No obstante, la planificación de tus estrategias de social media no debes dejarla al azar. Por lo tanto, al principio concéntrate en una sola red ya que como cualquier relación, el crecimiento dependerá de tu interacción y dedicación.

Comparte, en la medida de tus posibilidades, contenido fresco, original y útil para tu audiencia, que te lo sabrá agradecer con fidelidad y constancia. Una vez que hayas iniciado tu estrategia, obsérvala y mídela para que a partir de eso, puedas evaluar qué te conviene más, qué te ha dado mejores resultados o simplemente qué no te funcionó.

En definitiva las redes sociales son sitios para interactuar con personas que, después de todo, lo que buscan es simplemente mejorar sus vidas. Contribuye a ello.

Si te gustó este post, compártelo y además suscríbete a nuestro boletín quincenal de mercadeo oportuno.